Fallo del Tribunal Supremo. ERE2017


El pasado lunes 27 de enero recibimos la comunicación con el fallo del Tribunal Supremo, donde desestima el recurso interpuesto por CGT y STC por el ERE 2017. Una vez que el Tribunal Supremo se ha pronunciado ya hay sentencia firme. Los trabajadores despedidos que quieran interponer demandas individuales tendrán un plazo de 20 días para realizarlas.

En STC sabíamos que el camino de los tribunales no era fácil, pero entendíamos que era nuestra obligación como representantes, intentar parar los despidos forzosos. Además, con nuestra demanda (en mayoría) la empresa se vio forzada a reducir el número de afectados por el ERE, y a tener que trabajar en rotaciones para recolocar.

Durante la negociación del ERE hubo mucho debate en cuanto a la reducción de costes, además de propuestas por nuestra parte para disminuir los mismos sin tener que reducir personal. Tenemos la firme convicción de que todo ese trabajo ayudó a incrementar las cuantías en las condiciones que la empresa finalmente ofreció.

En STC insistimos en que somos partidarios de negociar mecanismos para que quien quiera pueda salir de manera voluntaria de la compañía lo pueda hacer, y seguimos haciendo un llamamiento tanto a Relaciones Laborales como al resto de sindicatos para abrir una mesa de diálogo en este sentido, pero rechazamos que se siga despidiendo a la plantilla de manera forzosa, y más en el escenario actual donde la salud económica y financiera de la compañía es buena.

Por nuestra parte seguiremos proponiendo diálogo para llegar a consensos y acuerdos que sean buenos para todos, para el negocio, y para los trabajadores, pero también seguiremos peleando hasta el final todas y cada una de las situaciones que entendamos no se ajusten a la ley y que se quieran imponer a la plantilla, y que signifiquen un menoscabo en nuestros derechos.

Muy a nuestro pesar indicaros que durante este proceso nos hemos encontrado muchas piedras en el camino, puestas por las fuerzas sindicales firmantes del ERE 2017, que de la mano de la empresa interpusieron recursos de impugnación en el tribunal Supremo contra el recurso de casación de CGT y STC, colaborando de manera activa con sus manifestaciones en el juicio a impedir que se pudiera revertir el ERE y por lo tanto la vuelta de los trabajadores y trabajadoras despedidos de manera forzosa, sabiendo además que los trabajadores que se habían ido de manera voluntaria no iban a volver.

Atentamente,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.